ENLACES DE INTERÉS: "¿QUÉ VA A HACER EL PG PARA MEJORAR LA MOVILIDAD?"

Proponemos algunos documentos y enlaces en relación con el tema a tratar en la cuarta sesión: 

“¿Qué va a hacer el PG para mejorar la movilidad?” 

Documentos de referencia: 












Enlaces a la documentación del Preavance de la RPG:

- Específicamente en materia de movilidad y accesibilidad universal:

El enlace para acceder a la documentación completa, literaria y gráfica, del documento del PREAVANCE de la Revisión del Plan General (RPG) se encuentra en la web del Ayuntamiento de Madrid www.madrid.es

Luego, los Documentos Texto Preavance 2012 están en Documentación del Plan General > Documentos Preavance 2012. 

La Evaluación y el Diagnóstico de la movilidad supramunicipal, general y local de Madrid, tienen su descripción y consecuencias recogidas en las dos primeras partes de la documentación del Preavance, primero en los epígrafes 3.1.LA VÍA PÚBLICA, y 3.2 EL SISTEMA DE TRANSPORTES, del documento de Evaluación del PG-97 (págs. 100-104), y luego, en el documento de Diagnóstico del PG-97, donde se expresan los rasgos más significativos de la MOVILIDAD (apto. 4.3, págs. 246-263) y del SISTEMA DE TRANSPORTES (apto. 4.4, págs. 263 a 269). 

En cuanto a las Propuestas, los contenidos más específicamente relativos a la movilidad se ubican preferentemente en las Propuestas Estratégicas de Ciudad y en las Propuestas de Ordenación Urbanística. 

Por su parte, las referencias más concretas sobre la Accesibilidad Universal pueden encontrarse entre los Ejes estratégicos de la calidad de vida en el nuevo Plan General (5.1.2) en el epígrafe 5.1.2.5. (pág.165), y con mayor desarrollo en el apartado 5.6. ACCESIBILIDAD UNIVERSAL (págs. 194-198). 

En el desarrollo de las Propuestas de Ordenación Urbanistica, el apartado 3.3.2 ESTRUCTURA BÁSICA DE MOVILIDAD, presenta las referencias del Preavance en relación con los elementos viarios, ferroviarios, de la red Metro, red ciclista, e intercambiadores de transporte (págs. 49 a 64). 

Complementariamente, la ESTRUCTURA BÁSICA DE INFRAESTRUCTURAS Y SERVICIOS del Preavance de la RPG, asimismo fundamental para la ordenación y funcionamiento de la ciudad, se describe en el epígrafe 3.3.3 (págs. 64 a 73). 

Publicaciones, artículos y comunicaciones: 

Porras, D. (2009). “Significado social del carro y cultura en torno a su uso y a la movilidad”. Revista Ambientico. Viacrucis para todos en el Área Metropolitana, Vol. 190 p. 9-11. ISSN: 1409-214X 

Vega, P. (2002). “Mujeres y movilidad peatonal”. Congreso Internacional de Peatones, Walk21. San Sebastián. 2002. 

Vega, P. (2007). “Tiempo, territorio y transporte”. En Gestión del tiempo y evolución de los usos del tiempo. Edita: Vision Net. ISBN:84-9821-589-2 y ISBN-13-978-84-9821-589-2. Deposito Legal: M.12129-2007. 

Enlace a otras publicaciones de Pilar Vega Pindado

Enlace a la página web de APIE (Asociación de Viandantes). 

PONENTES DE LA CUARTA SESIÓN

En esta ocasión, la sesión se dedicará a preguntar a la Revisión del Plan cuáles son las propuestas para mejorar la movilidad de los madrileños, para ello contaremos con la participación de: 



David Porras Alfaro. Licenciado en Arquitectura y Urbanismo por el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR) y Máster Universitario en Planificación y Desarrollo Territorial Sostenible en el Departamento de Geografía de la Universidad Autónoma de Madrid. 

Actualmente, desarrolla el período de investigación del Doctorado en Geografía en este mismo Departamento, dentro del Grupo de Investigación: Estudios Urbanos y del Turismo (URByTUR). 

Ha participado en Planes de Ordenamiento Territorial y Planificación Urbana desde entidades públicas y privadas, proyectos de investigación y en la redacción de artículos. Cuenta con experiencia docente y participación en ponencias y foros. 










Enrique Ubillos Orsolich. Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos (1973) desarrolla su vida profesional al servicio de la Administración, primero en el Ministerio de Obras Públicas en el campo de la ingeniería sanitaria (73-83) y luego como ingeniero del Ayuntamiento de Madrid, responsable de urbanizaciones hasta 1992. 

Desde la Oficina Municipal del Plan, participa en la redacción del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid de 1997, dirigiendo el Departamento de Sistemas Territoriales, en las materias de infraestructuras viarias, del transporte y de la ingeniería hidráulica, energética y medioambiental. 

Posteriormente trabaja en el seguimiento y análisis urbano de la Gerencia Municipal de Urbanismo y después dirige el Departamento de Ingeniería Urbana, colaborando en el desarrollo de planeamientos, estudios y actuaciones urbanísticas del campo de la movilidad, los transportes y las infraestructuras. 

En junio de 2011 es requerido para integrarse en el equipo responsable de la nueva Revisión del Plan General, del Área de Urbanismo, como Jefe del Departamento de Sostenibilidad y Movilidad, trabajando en materia de ingeniería urbana, sobre los temas de la movilidad, las infraestructuras del transporte, y de los servicios urbanos. 



Pilar Vega Pindado. Geógrafa, Diplomada en Ordenación del Territorio y Diplomada en Transportes Terrestres. Socia fundadora de gea21, S.L. y profesora asociada del Departamento de Geografía Humana de la Universidad Complutense. Sus campos de actividad se centran en la planificación territorial y ambiental, siendo especialista en transporte; se ha dedicado a la gestión de la demanda, la movilidad sostenible, la accesibilidad para las personas con discapacidad y el análisis diferencial de género. 

Entre otros trabajos destacan la dirección de la Estrategia de Sostenibilidad del Transporte del Govern Balear, su participación en el Plan Estratégico Infraestructuras y Transporte (PEIT) donde desarrolló los aspectos ambientales, territoriales y paisajísticos, el Libro Verde de la Accesibilidad en España, así como la coordinación del programa de Racionalización del Transporte en los Centros de Trabajo, uno de cuyos proyectos piloto fue elegido por el Comité Internacional de Naciones Unidas (Hábitat II) como buena práctica ambiental. 

Ha participado en los Planes de Movilidad Urbana Sostenible de Getafe y Fuenlabrada, dirigiendo los de San Fernando de Henares y Pinto. En el País Vasco ha participado en los Planes de Movilidad de Zarautz, Tolosa y San Sebastián, así como en los de las Mancomunidades de Uribe Kosta, del Levante Almeriense y de los municipios de la Comarca de Pamplona. Igualmente ha participado en la realización de Planes de Movilidad en Centros Atractores: tanto en la movilidad al trabajo (Empresa Kanguros (1996), Conselleria de Medi Ambient-Mallorca, CEDEX-Ministerio Fomento o Ciudad de la Innovación de Sarriguren) como al estudio (Caminos Escolares Seguros en Getafe). 

Ha publicado numerosos libros y artículos relacionados con su actividad profesional.

¿QUÉ VA A HACER EL PG PARA MEJORAR LA MOVILIDAD?


Jueves, 31 de enero. 19:00 h.

Cuarta Sesión:

¿Qué va a hacer el PG para mejorar la movilidad?

Modera: 

- David Porras Alfaro. Arquitecto. Codirector del Curso.

Ponentes: 

- Enrique Ubillos Orsolich. Jefe del Departamento de Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Madrid.  
- Pilar Vega Pindado. Geógrafa. Miembro de la Asociación de Viandantes Apie.

¿Cuáles son las propuestas para conseguir integrar al peatón como sujeto esencial del espacio público? ¿Qué se puede hacer para garantizar la accesibilidad universal? ¿Cómo va a contribuir el Plan para conseguir un comportamiento energético responsable?

Al finalizar la intervención tendrá lugar un debate con el público asistente.

A VUELTAS CON LA VIVIENDA

Por: Julio Vinuesa Angulo. 

La reiteración de notas de prensa sobre la bajada de los precios de la vivienda, sobre la dimensión del stock sin vender o sobre las declaraciones de la Ministra de Fomento anunciando una decidida política a favor del alquiler, vienen siendo casi una constante en la prensa durante los últimos meses.

Aunque sea cuestionable la fiabilidad de la información, es una evidencia constatable el descenso de los precios de la vivienda y que el “abaratamiento” es muy desigual según las zonas (ver estudios de precios del Ministerio de Fomento y de idealista.com). 

También es una evidencia que no se sabe cuántas viviendas hay sin vender y menos aún cuantas viviendas vacías están en el mercado a la espera de comprador o de inquilino. Es un hecho que contribuye a la escasa transparencia del mercado y que sin duda beneficia a la oferta y perjudica a quienes necesitan una vivienda. El stock actual es necesariamente mayor de lo que interesadamente se difunde ya que el exceso de oferta es uno de los principales causantes del descenso de los precios. Hay que insistir en que hablar, como siempre se hace, del stock y de la demanda a nivel nacional es una simplificación excesiva. Es clamorosa la falta de información y de conocimiento sobre el parque de viviendas y sobre los flujos de hogares, tal como ya hemos denunciado en repetidas ocasiones en este blog.

A partir de las últimas proyecciones de población del INE (4/12/2012), cabe estimar que los saldos netos de hogares (básicamente, diferencia entre los que se crean por emancipación y los que desaparecen por extinción) entre 2012 y 2022, estarán en torno a los 700.000 hogares, unos 90.000 anuales durante el primer quinquenio y unos 50.000 en cada uno de los cinco años siguientes. El efecto incorregible de la “inercia” de la estructura de la pirámide de edad está detrás de una fuerte tendencia decreciente. 

Sin entrar en detalles territoriales –hay zonas con mayores concentraciones de oferta o de demanda - cabe decir que con la oferta existente (viviendas construidas sin vender, más el stock preexistente de viviendas vacías utilizables: en total unos cinco millones) habría ya viviendas construidas para atender las necesidades de los nuevos hogares al menos durante los dos próximos decenios. El stock actual de viviendas disponibles va a evolucionar de forma muy desigual por zonas y tipologías y, sobre todo, de su localización, pero en todo caso debería conducir a la redimensión y reconversión del sector inmobiliario y de las “políticas de vivienda”. 

En todo caso, para asegurar el derecho a un alojamiento digno es imprescindible que exista una oferta asequible, variada y adecuada de vivienda en alquiler y, por obvio que parezca, es necesario tener en cuenta que la localización es uno de los principales factores diferenciadores a la hora de satisfacer las necesidades de alojamiento de un hogar. 

Las frecuentes declaraciones oficiales sobre políticas en favor del alquiler y de la rehabilitación no son una novedad. Basta con mirar los enunciados de los cuatro o cinco últimos Planes Estatales o Regionales de Vivienda, o los programas de las diferentes formaciones políticas para las elecciones habidas en los últimos quince o veinte años. Tampoco es nuevo que, mientras se proclaman el apoyo a las ayudas al alquiler, algunos gobiernos regionales como el de la Comunidad de Madrid se afanan en vender las viviendas del IVIMA a sus inquilinos

Sí son una novedad o la restricción de ayudas a la vivienda protegida en venta y la retirada del tratamiento fiscal favorable a la compra, que no es más que una forma de “animar” el mercado, con repercusión inflacionista sobre los precios. 

Hace ya varios decenios que en España no hay escasez absoluta de viviendas, hay muchas más viviendas que hogares y sin embargo se sigue vinculando la política de vivienda con el apoyo al sector inmobiliario y a la industria de la construcción. ¿Por qué apoyar a unos sectores económicos sobredimensionados y que han obtenido extraordinarios beneficios? ¿Por su peso en la economía nacional y por la consiguiente concentración de poder que acumulan? ¿Cómo hay que valorar las recientes declaraciones del ministro Luis de Guindos? Cuando afirma: “El crédito debe volver a fluir para quienes se lo merecen, no para los inmobiliarios".

El problema de la vivienda en España exige que la política de vivienda se centre en la creación y el desarrollo de un parque de vivienda social en alquiler (no tiene por qué ser exclusivamente público), como existe en la mayor parte de los países europeos, que sirva para resolver las necesidades de vivienda-alojamiento de al menos un 15% de los hogares. La vivienda digna y adecuada para la población inmigrante por motivos de trabajo es un tema pendiente y con una enorme potencialidad de generar conflictos sociales. Las políticas de apoyo al alquiler, que garanticen unas condiciones dignas de alojamiento y eviten la formación de guetos, son prioritarias y urgentes. Nada tiene que ver esta propuesta con la constitución de un fondo social de viviendas “destinadas a ofrecer cobertura a aquellas personas que hayan sido desalojadas de su vivienda habitual por el impago de un préstamo hipotecario”. La Política de Vivienda debe dejar de ver el alquiler como algo específico de situaciones de exclusión o de extrema debilidad económica. 

Las políticas de apoyo a la rehabilitación son otra prioridad. Por una parte, como alternativa a la expansión urbana, que ha supuesto unos “consumos” innecesarios de territorio. Por otra parte, porque la rehabilitación de viviendas es un componente fundamental de la necesaria regeneración y revalorización (no debe entenderse sólo en su acepción económica) de los espacios centrales de nuestras ciudades y del parque inmobiliario en general. 

La construcción de muchas más viviendas de las necesarias no ha sido un error de sobreestimación de la demanda de viviendas para alojamiento de un hogar. Muchos se tomaron al píe de la letra que todo era urbanizable y, lo que es peor, que todo debía ser urbanizado y construido cuanto antes. Ha sido un proceso coherente con el modelo económico, con la excesiva importancia de la actividad inmobiliaria y de la construcción en el PIB, con su relevancia en la financiación de las haciendas locales y regionales y en las expectativas de enriquecimiento para las economías familiares. Es muy conveniente leer algunos artículos (Eugenio Burriel, 2008), y (Onofre Rullán, 2007) que han explicado “la burbuja” desde una perspectiva territorial y no exclusivamente económica. 

Todo el mundo veía en la vivienda una magnifica oportunidad de inversión, favorecida por las facilidades de financiación, sin querer detenerse a pensar en la insostenibilidad del proceso. Todos estaban absolutamente centrados en las fuertes plusvalías del momento, comenzando por las administraciones públicas, deslumbradas por la capacidad de financiación que proporcionaba el “desarrollo” urbano. La construcción de viviendas ha respondido al impulso generado por las expectativas de obtener enormes plusvalías en el proceso de clasificar y calificar suelo, especular con el suelo, urbanizar, construir, vender/comprar viviendas como “activo económico” con fuertes revalorizaciones en un contexto de fácil financiación. (Pueden consultarse nuestros vídeos de algunas de las sesiones de anteriores curso en La Casa Encendida: "¿Cuántas más viviendas mejor?" y “Los excesos territoriales del modelo de desarrollo urbano español"

Pero el exceso de viviendas, con graves consecuencias económicas en el presente y territoriales también para el futuro, no aminora los problemas de alojamiento para una proporción muy importante de hogares. La explosión de la “burbuja” debería servir para una reconsideración del planeamiento urbano a escala local y regional. Para que además de dar respaldo legal a las expectativas de crecimiento garantice racionalidad territorial al dimensionar el desarrollo residencial de acuerdo con las auténticas necesidades de alojamientos. 

El Planeamiento Urbanístico municipal viene sirviendo para dar respaldo técnico y legal a unas previsiones de crecimiento a todas luces inverosímiles cuando se totalizan. El Planeamiento, promovido y apoyado por todo tipo de Ayuntamientos y Gobiernos Regionales, da respaldo legal para construir en España viviendas que podrían alojar a una población dos o tres veces mayor que la actualmente existente, cuando todo indica, desde hace quinquenios, que la población española está en una fase estacionaria, sin crecimiento. Reiteramos por último, que no basta con denunciar la corrupción urbanística; hay que comenzar por erradicar la corrupción del Urbanismo.

RESEÑA DE LA SESIÓN DEL 20 DE DICIEMBRE DE 2012


Tercera Sesión del Curso 

“¿Qué puede hacer el PG para mejorar la economía de los madrileños?” ha sido el tema de la tercera sesión del curso: “La Revisión del Plan General: ¿Una oportunidad para participar en el futuro de Madrid?”. 

Participaron Daniel de la Sota Rius, Licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), quien tiene a su cargo el Departamento de Innovación y Nuevas Tecnologías de CEIM (en sustitución de Arturo Fernández Álvarez quien no pudo asistir por un imprevisto profesional) y David Bustos Tapetado, Licenciado en Geografía por la UCM, actualmente Jefe de Servicio en el Observatorio Económico del Ayuntamiento de Madrid dentro del Área de Gobierno de Economía, Empleo y Participación Ciudadana (en sustitución de Bernardino Sanz Berzal quien no pudo asistir por razones personales de fuerza mayor). José Antonio Herce San Miguel, profesor de Economía en la Universidad Complutense y Consultor Asociado – Afi moderó la sesión. 


¿Qué puede hacer el PG para mejorar la economía de los madrileños? 

Esta sesión se centró en debatir sobre cómo el Plan puede conseguir nuevas oportunidades económicas. El moderador dio inicio con una reflexión sobre la ciudad de Madrid, como una ciudad que se expresa económicamente a través de múltiples funciones, desde iniciativas de gran calado a otras menores, pero que en conjunto configuran la economía ciudadana. Las funciones económicas se expresan desde el ámbito privado y público, así como también desde la integración de ambas, el espacio colectivo. 

Los servicios que reciben los ciudadanos y los profesionales tienen una variable espacial que lleva inmersa tanto una economía municipal como territorial. Actividades productivas y relacionales necesitan espacios, movilidad y herramientas que se configuran desde la ciudad para dar servicio al plano urbanístico, territorial, productivo y económico. 

Por tanto al realizar la pregunta de ¿Qué puede hacer el PG para mejorar la economía de los madrileños?, las normas urbanísticas no deben constreñir las funciones de la ciudad, sino apoyarlas y acompañarlas. Uno de los primeros obstáculos es la temporalidad, los filtros administrativos e institucionales provocan el riesgo de reducir la potencialidad de las normas implantadas. En el proceso también aparecen distintos agentes que cambian el rumbo de los planteamientos iniciales. 

Un plan establece lo que se puede y no hacer, desde lo espacial a lo funcional. La industria por ejemplo con el paso del tiempo ha provocado cambios sustanciales sobre la manera de impactar el territorio, actualmente puede funcionar sobre el suelo de forma combinada con otros usos. Por ello, ¿en qué medida el PG puede generar empleo? o ¿qué nuevas formas de expresión urbanística son factibles en la ciudad?, son otras de las respuestas que se plantearon. 

Elementos que imposibilitan la eficacia del Plan son la temporalidad, pero también los excesos cometidos anteriormente en el plano productivo, por ello se deben buscar nuevos caminos que generen oportunidades de lograr consensos y marcos más flexibles dentro del cumplimiento de las diferentes regulaciones que promuevan el desarrollo económico de la ciudad. 

Daniel de la Sota Rius, inició su participación reflexionando en torno a cómo las grandes áreas metropolitanas van a representar en el siglo XXI una altísima concentración de población, esto genera una enorme presión sobre las infraestructuras que dan soporte a la convivencia humana. De ahí el reto para el sector privado será generar empleo para todos esos habitantes, así como satisfacer el consumo energético, ahí es donde el mundo empresarial debe tomar su posición para dar solución a estas demandas de desarrollo. 

Integrar todos los componentes en una ciudad como Madrid es uno de los principales retos. El desarrollo tecnológico de posibilidades crecientes ofrece un espacio de trabajo amplio para las empresas. El PGOU debe ser una herramienta que funcione como guía para este cambio hacia una ciudad inteligente. 

Uno de los retos es ¿cómo hacer compatible las industrias con los barrios? El crecimiento residencial ha ido absorbiendo las zonas industriales, pero desde la CEIM apoyamos el mantenimiento de este espacio industrial, con correcciones que reduzcan los impactos por medio del uso de la tecnología, además de adaptar las distintas necesidades de las industrias por medio de diversas tipologías. 

EL PGOU debe dar respuesta como una herramienta flexible, bien coordinada, que brinde fiabilidad y seguridad jurídica. Las áreas industriales tienen que dar respuesta a las personas, a sus necesidades, adaptadas a los cambios tecnológicos. 

Desde la CEIM se cree necesario simplificar la normativa del PGOU, éste debe contar con el establecimiento de los planteamientos estructurantes del territorio, que definan el modelo de ocupación del suelo, así como los elementos fundamentales de la estructura urbana y territorial. 

Respecto a la pregunta realizada por José Antonio Herce, sobre la flexibilidad, ¿cómo se entiende desde la CEIM este concepto en relación a los nuevos espacios económicos? 

La flexibilidad debe tener muy claro los criterios, la normativa debe reducirse, no se puede rodear al empresario de normas que quedan en desuso con el paso del tiempo. No se trata de permisividad, sino que el plan debe fijar unos mínimos que no se pueden saltar, pero aquello que no esté expresamente prohibido pueda realizarse dentro de ese marco. 

En relación a los polígonos industriales, como zonas productivas, Madrid no debe perder estos espacios ya que la industria genera valor, empleo, es altamente innovadora y posee la capacidad de conectarse con el mundo a través de la tecnología. Los espacios industriales deben dar respuesta a las necesidades de las empresas por medio del uso de la capacidad prospectiva del plan. 

Respecto a la pregunta de ¿en qué medida la revisión del PGOU está contemplando la realidad de tener una funcionalidad compartida del territorio con otras administraciones de distinta escala? 

No podemos olvidarnos de lo más cercano a Madrid; de otras ciudades con gran cantidad de población, con necesidades de movilidad, con grandes parques empresariales y universitarios, así como industria de altísima tecnología (aeroespacial, biotecnológica, TIC, entre otras.). 


Daniel Bustos Tapetado, en torno a la pregunta de ¿por qué se revisa el PG desde el punto de vista de la economía?, manifestó que en los últimos 30 años las transformaciones de la estructura productiva de Madrid han sido bastante importantes y hacen necesario el poder adaptarse a dichos cambios. Casi un 90% de la estructura productiva de Madrid está formada por el sector servicios. Nuevos servicios vinculados a empresas, a los TIC, a las personas, industrias creativas y culturales son ejemplo de ello. 

Ante este panorama el primer gran reto implica una profunda revisión de la normativa urbanística respecto a la regulación de las actividades económicas. Como segundo problema está la crisis económica, de difícil regulación e incierta determinación de su verdadera dimensión. 

Para hacer frente a estos retos el esfuerzo estratégico del Plan Madrid 2020 ha trasmitido sus contenidos a los primeros documentos de la Revisión del PGOU de Madrid, como ciudad competitiva. Además se deben hacer variantes en los conceptos empleados anteriormente, por ejemplo “actividad industrial” es un concepto ya superado, más bien se debe emplear el concepto de “actividad económica” empleado ya por el pre-avance del PGOU. El Plan General como herramienta urbanística debe dar cabida al conjunto de actividades económicas. No se trata simplemente de eliminar trabas, sino que debe haber más sinergias, que brinde nuevas oportunidades a la innovación y la tecnología, al conocimiento y a una mano de obra de más calidad. 

El plan debe revisar estos elementos al abordar el desarrollo de las actividades económicas en la ciudad, encontrar ¿qué tipo de actividades se pueden desarrollar por sectores?, ¿qué tipologías edificatorias y mezclas de uso se pueden emplear? y ¿qué tipo de impactos producen ciertas actividades y cómo mitigarlas? 

No se trata de flexibilizar las plusvalías de los crecimientos urbanísticos, sino las posibilidades de aprovechamiento de las actividades de acuerdo a los cambios en el tiempo y los imprevistos característicos del uso del suelo. 

El moderador preguntó acerca de ¿qué ve el Observatorio Económico de Madrid que el PGOU debería tener en consideración para los nuevos desarrollos? 

Estos elementos se definen dentro del capítulo de las distintas redes de infraestructuras dentro del Plan. Se deben buscar además la unión con otros conceptos como las smart cities, con el fin de eliminar los desperdicios de recursos, incorporar las nuevas tecnologías, el uso digital de los servicios, etc. Como gran reto se debe contemplar el empleo de la redes TIC. 

Respecto a la pregunta de ¿en qué medida la revisión del PGOU está contemplando la realidad de tener una funcionalidad compartida del territorio con otras administraciones de distinta escala? 

La ciudad de Madrid, es el núcleo. Diariamente entran y salen un altísimo flujo de población que hace necesario una estrategia al menos metropolitana. Sería conveniente avanzar en ello, sin embargo no se ha logrado en la actualidad. Cada quien debe asumir sus propias responsabilidades y por el bien de la coordinación sería adecuado pensar en ello. 

Participación del público asistente

José María de la Riva Ámez, preguntó ¿cómo se contemplaría desde el Observatorio Económico el concepto de flexibilidad en el suelo consolidado y lo nuevo por desarrollar? Además, ¿qué se puede hacer con el suelo ya clasificado, y qué elementos habría que poner para darles una utilidad razonable para la ciudad? Dirigida a la CEIM ¿qué importancia tiene para la economía la ausencia de un plan regional?

DBT: dentro de la producción de cualquier actividad se establecen dos componentes el proceso inmobiliario con sus expectativas de plusvalías y el uso o actividad. Sobre la primera se debe controlar por medio de coeficientes de edificabilidad, pero la segunda, ligada al uso o actividad es donde cabe mayor flexibilidad, ya que, si no se pueden condenar ciertos espacios, muchas veces se generan quimeras con actividades que no tienen salida y ahí es donde se debe trabajar más, en la flexibilización de los usos posibles, sin caer en la liberalización total. 

Con el suelo clasificado hay mucho que no se va a ocupar. Por ello se deben reprogramar de alguna manera tomando en cuenta los derechos que han adquirido estos suelos y el tipo de actividades en ellos deben ser más flexibles, para dar mayores posibilidades de utilización. 

DSR: comparado con una empresa, si Madrid no tiene una estrategia regional se puede ver sorprendido por el mercado. Por ello se necesita una estrategia que permita saber qué tipo de usos se pueden utilizar dentro de un marco que rija las normas y de mayor seguridad jurídica. 

Luis Galiana Martín, respecto a lo mencionado anteriormente por David Bustos, Madrid concentra un porcentaje de empleo mucho mayor que el de la población residente, el porcentaje de crecimiento de empleo en las coronas es mayor, pero sin embargo se mantiene la concentración mayor de empleo en Madrid centro, por ello se dan gran cantidad de traslados diariamente de la periferia hacia el interior. ¿Se debe desde el PGOU fomentar esta tendencia, o Madrid se debe especializar en alguna actividad? 

DBT: Madrid no debe perder ninguna actividad, es la lucha diaria de las ciudades. Más bien, debe estudiar los procesos de determinados tipos de industrias hacia las periferias, no tiene sentido mantener todas las actividades ya que no todas compensan igualmente. 

DSR: Madrid debe mantener el empleo, tanto de la actividad industrial como de la actividad servicios. 

Julio Vinuesa Angulo, como continuación de la pregunta de Luis Galiana, se debe pensar que Madrid es una economía metropolitana, lo que se trata es que no esté espacialmente concentrado el empleo con el fin de ir hacia un modelo territorial más sostenible. 

Hemos hablado de cómo el PG puede ordenar el espacio para las actividades económicas, pero también se podrían analizar otras cuestiones ligadas a temas como la renta que han de destinar los madrileños para pagar su vivienda, la desaparición del pequeño comercio, las grandes superficies comerciales, la rehabilitación de la ciudad y la generación de empleo. 

DSR: es imprescindible saber qué quiere Madrid a futuro, tiene que ordenar y además crear espacios lo suficientemente flexibles para cambiar el uso. 

DBT: el Plan Madrid 2020 muestra una visión y líneas estratégicas de muchos de estos temas, por ejemplo compatibilizar un modelo más cohesionado donde se integren empleo y vivienda. No se plantea una ciudad que vaya a tener un crecimiento expansivo sino que promueva más bien un reciclaje y rehabilitación de la ciudad. 

DSR: respecto a la reconversión del sector inmobiliario, el país después de los últimos años debería ser un auténtico líder en construcción sostenible, en eficiencia energética, nuevos materiales, etc. 

José Luis Infanzón Priore, a veces al PGOU se le pide mucho en algunas ocasiones y en otras se le pide poco. Parte de la labor en relación a la actividad económica del PGOU es favorecerla o desalentarla. Por si solo un PGOU no puede generar actividad económica, esta se genera por iniciativa pública, empresarial o por otras políticas desde la administración. Desde el Plan no se van a regular las actividades sino la implantación de estas en el territorio. 

La flexibilidad es un concepto difícil, no se le puede poner un número. Las normas jurídicas por definición no son flexibles ya que si no generarían inseguridad jurídica. Además se busca cómo combinarlo con políticas sectoriales que faciliten las actividades. Uno de los errores del Plan del 97 fue intentar generar actividad económica a partir de la construcción de vivienda, visualizando la vivienda como un bien de cambio en vez de un bien uso. 

En ese punto de la flexibilidad, están los extremos. Por un lado la planificación total y por otro la no planificación y desregulación total. Esto nos llevaría a la no necesidad de un plan. Echamos de menos algún plan territorial, alguna regulación territorial, dentro del preavance hemos hecho una propuesta de qué entendemos por flexibilidad ligado a la cualificación del territorio. 

Por ejemplo el centro histórico, es y seguirá siendo el centro por sus cualidades. Por ello estamos trabajando con una batería de indicadores que permitan incorporar las variantes que se presentan con el paso del tiempo. Hay dos elementos importantes localización y cualificación del territorio, con estos dos aspectos se espera dar espacio a la ubicación de las distintas actividades.   

EL PROYECTO MADRID CENTRO RECIBE EL PREMIO EUROPEO DE PLANIFICACIÓN URBANA Y REGIONAL

Queremos hacernos eco de la noticia aparecida en la página web del Ayuntamiento de Madrid sobre la concesión al Proyecto Madrid Centro del primer Premio Europeo de Planificación Urbana y Regional en su novena edición. Estos prestigiosos galardones, máximo reconocimiento europeo en materia de urbanismo, se celebran cada dos años y están organizados por el Consejo Europeo de Urbanistas y el Comité de las Regiones de la Unión Europea. 

Este premio reconoce la innovación del proyecto que fue elaborado por un equipo pluridisciplinar dirigido por José María Ezquiaga, Juan Herreros y Salvador Pérez Arroyo. 

Los organizadores pretenden, además, promover las ideas del Consejo Europeo de Urbanistas, expresadas en la Nueva Carta de Atenas 2003, para crear y desarrollar condiciones favorables al desarrollo sostenible. 

En palabras del jurado, “el proyecto demuestra una estrategia convincente de regeneración urbana”, y valora especialmente el tratamiento de las cuestiones de escala, “dado que el trabajo aborda desde la problemática del cambio climático hasta el funcionamiento de un centro metropolitano”. 

Por su naturaleza estratégica y gran valor técnico, el Proyecto Madrid Centro es uno de los documentos de referencia en los trabajos actualmente en marcha de Revisión del vigente Plan General de Ordenación Urbana de Madrid.